Concurso de Acreedores Express

Concurso de Acreedores Express

Concurso de Acreedores Express. En Abogados de tus Soluciones somos expertos profesionales en Concurso Express para pymes y empresas.

La característica de Concurso Express tiene como propósito impedir un procedimiento legal espacioso y muy caro, tanto para la compañía como para los Acreedores. La Ley Concursal 22/2003 en su artículo 176 bis de 2015, 470 en el actual Texto Refundido de 2020. Establece esta condición de Concursos, más asequibles y dinámicos.

En Abogados de tus Soluciones queremos apoyarte a remediar un inconveniente que, probablemente te está impidiendo dormir. Examinaremos tu circunstancia minuciosamente y te plantearemos la mejor solución posible a tu medida.

Tenemos los recursos, experiencia y conocimientos suficientes para examinar tu caso, concentrar la documentación oportuna y exponer al Juez la circunstancia existente de la compañía, así como el impedimento de esta para poder pagar deudas. Cualquier fallo puede conllevar serias consecuencias y acabar muy perjudicado el empresario.

¿Qué es un Concurso de Acreedores Express?

El Concurso de Acreedores Express es una particularidad de Concurso de Acreedores diseñado para aquellas compañías, que asfixiadas por sus deudas y sin posesiones para ser liquidadas, o habiéndolos, su importe de cancelación es escaso para pagar los costes de un Concurso de Acreedores ordinario.

Con el citado Concurso Express, una vez inspeccionada la petición por el Juzgado, si se han considerado los requisitos, se procede con el cierre de la documentación judicial con la terminación del Concurso y sin expediente del mismo.

En el Concurso Express se manifiesta el cese de la sociedad de manera inminente sin la cancelación de las posesiones de la misma, puesto que ya no tiene de pertenencias.

Concurso de Acreedores Express. ¿Qué condiciones tiene para acogerse?

Puede ampararse al Concurso Express cualquier pyme o empresario que se esté en una circunstancia de crisis que le lleve al cierre y que no tenga posesiones, o bien su importe de cancelación sea residual.

Conjuntamente con la condición de quiebra, la compañía no debe poseer activos a pagar de importe proporcionado para prolongar la profesión. La insolvencia puede ser tanto la dificultad de cumplir de manera urgente con sus atenciones de desembolso, como la imposibilidad inmediata.

En el Concurso Express la compañía siempre se liquida, por lo que no hay convenio de acuerdo.

Consecuencias del Concurso Express

Cuando una compañía entra en Concurso de Acreedores Express, y posteriormente el juez lo admite a tramitación, el procedimiento en relación a la característica ordinaria en los siguientes puntos:

  • No se produce la designación de un administrador concursal que se encargue de la administración y el control de la empresa mientras se prolongue el proceso. Con la solicitud se presenta los documentos que acreditan poder efectuar el procedimiento por la modalidad Express, para que una vez comprobada por el Juzgado, este dictamine Auto de Conclusión.
  • No se realiza el período de calificación del Concurso, originándose de este acto el no compromiso del endeudado por la circunstancia de quiebra de la empresa. Si bien el endeudado no es objeto de Concurso culpable, el órgano de administración general quedaría sometido al régimen de competencia oportuna.

En el instante en el que el juez dicte la terminación del Concurso de Acreedores Express, el propio Auto da marcha al cese de la entidad y al terminación de la hoja de inscripción en los registros públicos que conciernan, a cuyo resultado se tramitan los convenientes mandatos, dando a la sentencia la difusión registral oportuna.

Se comunica la manifestación y terminación del Concurso en el Boletín Oficial del Estado, el Registro Público Concursal y en el tablero de noticias del juzgado. Además se expide mandato destinado al Registro Mercantil conveniente para el apunte de la terminación del Concurso.

Los beneficios del Concurso de Acreedores Express

La Ley de Sociedades de Capital decreta que si una compañía se encuentra en un escenario de quiebra y no se declara el Concurso de Acreedores en el período de 2 meses desde que se obtiene dicha circunstancia. El administrador de la sociedad pasará a reconocer solidariamente de las deudas de la compañía ocasionadas por el empeoramiento originado por su actitud imprudente.

Tras la manifestación del Concurso Express se evita que las deudas de la compañía se puedan derivase concursalmente al administrador. Puesto que habrá cumplido con todas sus atenciones legales y no se le originarán obligaciones en el Concurso Express.

  • Evita prolongar un procedimiento que le va a significar una inversión importante de tiempo y capital cuando su escenario de insolvencia es irreversible. Y no existe perspectiva de conseguir restablecerla.
  • Al no hallarse oportunidad de recobro dada la circunstancia en la que se encuentra la compañía endeudada. Los Acreedores se evitan iniciar procedimientos legales para solicitar el pago de la deuda, con el consecuente ahorro en gastos.

Concurso de Acreedores Express

Concurso de Acreedores Express

La Ley de segunda oportunidad ofrece a particulares y autónomos la posibilidad de ayudarle durante una mala situación económica. Sin descuidar los derechos de cobro de sus acreedores. Se regula en el Real Decreto Ley 1/2015. Y permite al deudor que en ese momento se encuentra ahogado por sus deudas renegociarlas o exonerarse o del total de las mismas. La Ley de segunda oportunidad junto con el concurso de acreedores, pretenden ayudar a las personas que no pueden hacer frente a sus deudas.

Nuestro ordenamiento jurídico ha dispuesto tradicionalmente del concurso. Este procedimiento se regula en la ley 22/2003 Concursal. Y aunque mucha gente piensa que es exclusivo para las empresas. En realidad puede aplicarse también a particulares y autónomos. La Ley de segunda oportunidad se enmarcaría entre los mecanismos que permitirá al deudor insolvente sanear su patrimonio. Y una vez saneado, posibilitará el cobro de algunos de sus acreedores. En nuestro ordenamiento jurídico rige el principio de responsabilidad patrimonial universal. Este principio se regula en el artículo 1.911 del Código Civil.

Su consecuencia es que cuando asumimos una deuda respondemos de ella con todo nuestro patrimonio, presente y futuro. El único límite general a la responsabilidad patrimonial universal es la inembargabilidad de determinados bienes y derechos. Tal inembargabilidad se regula en la Ley de Enjuiciamiento Civil. Que protege determinados ingresos y derechos. La Ley de segunda oportunidad vino a reforzar esta protección del deudor insolvente. En Abogados de tus soluciones te podemos ayudar a que tu patrimonio se sanee y poder empezar de cero, sin deudas.

Abogados de tus soluciones | Segunda oportunidad | Divorcio | ERTE | ERE | Solución | Deuda | Concurso de acreedores | Modificación medidas | Despido