Ley de Segunda Oportunidad

Ley de Segunda Oportunidad

Ley de Segunda Oportunidad. ¿Cómo funciona?. En 2015 se certificó en España la Ley de Segunda Oportunidad. Su finalidad es liberar deudas, suavizar las obligaciones económicas y otras medidas de disposición social a individuos con enormes dificultades económicas. Está regulada por la Ley 25/2015, de 28 de julio, y puedes informarte en este enlace.

Hoy en día hay muchísimos autónomos y familias que desconocen que mediante esta Ley, conseguirían ingresar en un procedimiento concursal semejante a las bancarrotas de las compañías. Y por esta causa, en este post intentaremos explicar más sobre este asunto.

El calificativo de esta normativa, Ley de Segunda Oportunidad, no es circunstancial. Con él se quiere dar a interpretar que cualquier persona o pequeño empresario puede volver a comenzar desde cero si su escenario económico es indefendible.

La Ley de la Segunda Oportunidad posibilita pactar la manera en que se reintegrarán las deudas por las que el individuo perjudicado pueda hacer frente a sus pagos para subsistir. En la eventualidad de que no se llegue a un convenio, un juez podría anularla o exonerar de la propia al endeudado. Si este es una persona individual se solucionará en los juzgados de Primera Instancia. Pero si es un empresario, se realizará por la ruta mercantil.

Ley de Segunda Oportunidad. Requisitos para beneficiarse ella.

Cualquier autónomo o particular puede ampararse por la Ley de Segunda Oportunidad siempre y cuando cumpla 2 condiciones:

  • Certificar que no puede pagar a sus deudas.

Hay que corroborar que se ha finiquitado todas las posesiones en el concurso y que se ha abonado todo lo viable a los deudores. En otro término, el interesado no puede poseer ni capital ni activos para pagar sus deudas.

  • Acreditar que ha habido buena fe.

Este tema es muy controvertible porque puede expresarse con dos apreciaciones. Se estimará que el endeudado ha actuado de buena fe si:

  • Primero, ha tratado y pretendido alcanzar un convenio con los acreedores de la deuda antes de comenzar el concurso.
  • Nunca ha originado de manera voluntaria sus circunstancias de ruina para ampararse a esta Ley. Es decir, si no ha sido señalado procesado en el concurso.
  • No se ha refugiado en esta misma Ley en los 10 años anteriores.
  • Nunca ha realizado delitos de tipo financiero de ninguna naturaleza.
  • Y finalmente no ha rehusado un empleo que fuera apropiado a su profesionalidad.

La resolución es que el autónomo o particular que cumpla estas características y quiera ampararse a la Ley de Segunda Oportunidad debería inicialmente pretender conseguir un pacto extrajudicial con el acreedor.

Solamente si el camino de la conversación falla debe acogerse a esta disposición tan dramática. Eso sí, ha de tener muy claro que el procedimiento es bastante lento y puede alcanzar un coste elevado, ya que será obligatorio contratar un abogado.

Ley de Segunda Oportunidad. ¿Qué deudas se pueden anular?

Esta Ley de la Segunda Oportunidad posibilita extinguir la deuda que queda aplazada tras un concurso y tras la venta de una propiedad. Las que no se pueden liquidar son las deudas adquiridas con la Agencia Tributaria o con la Seguridad Social.

Como muestra, en el asunto de una hipoteca, si la deuda es de 200.000 euros y la entidad bancaria liquida el inmueble y lo oferta por 125.000, la Ley de Segunda Oportunidad podría suprimir los 75.000 euros de deuda que le quedan al endeudado.

Ley de Segunda Oportunidad. ¿Cómo funciona?

 

Ley de Segunda Oportunidad

La reunificación de deudas consiste en agrupar todos los préstamos e hipotecas que tengamos contraídos en un solo préstamo. De esta forma, tan solo afrontaremos el pago de una única cuota mensual cuya cuantía será menor a la suma de las diferentes cuotas a las que anteriormente teníamos que hacer frente. Es decir, se reúnen deudas para reducir de manera considerable lo que pagamos al mes, a costa de incrementar el plazo de amortización. Y por tanto, el coste final de la operación debido a los intereses.

Abogados de tus soluciones

Esta forma de afrontar el pago de tus deudas la podemos gestionar en nuestro despacho. Ya que disponemos de un departamento especializado en el trato con entidades financieras y  bancarias. A fin de que suscriba el mejor contrato de préstamo que le permita unificar préstamos e hipotecas que tengas con diferentes entidades bancarias o con diferentes tipos de interés.

También puedes reunificar las deudas a través de una entidad bancaria con la que tengas la mayoría de préstamos o hipotecas pendientes. Abogados de tus soluciones de ayuda, gestiona y encontrando siempre la mejor solución para las deudas o cuotas que vienes pagando.

Contrato | Impuestos | segunda oportunidad | Autónomos | Divorcio | Pensión alimentos | Abogados de tus soluciones | Aplazamiento | Renta | Ley Segunda Oportunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Hablamos?